La edad de bronce en China
En China, la civilización de la edad de bronce se inició antes de 2100 a.C. En 1800 a.C., la industrial del vaciado del bronce de la dinastía Shang produjo diferentes vasijas con diversas formas, así como armas bélicas. Los artesanos utilizaron moldes de alfarería para vaciar todo tipo de vasijas de bronce. Asimismo, emplearon diestramente moldes interiores y exteriores para vaciar vasijas de poco espesor, inclusive de bronce. Los bronces que se produjeron durante esa época eran en su mayoría vasijas para vino y algunas para alimentos.

La corte imperial de la dinastía Xia puso mayor atención en las funciones que las vasijas de bronce para vino tenían en las costumbres y las ceremonias rituales, hasta el siglo XVI a.C., durante la dinastía Shang se consideraba que el vino y su aroma eran el medio para transmitir a Dios y a los ancestros los deseos de la gente, y que el vino traía más alegría y felicidad a la vida. Fue por ello que las vasijas de vino y otras vasijas rituales se desarrollaron mucho en es época. Las vasijas de bronce simbolizaban la posición social y el rango de los nobles y, dado ese sistema de clases sociales, el vaciado del bronce se promovió en gran medida por exigencias sociales continuas. En un lapso de aproximadamente 700 años, de la dinastía Shang al período medio de la dinastía Zhou occidental – es decir, entre los siglos XVI y IX a.C., las vasijas de bronce se desarrollaron continuamente, lo cual constituye un fenómeno muy especial de la civilización antigua.

Por la diversidad de sus formas y la riqueza de sus motivos artísticos, las vasijas de bronce chinas de la antigüedad son obras de arte en metal exquisitas. Las decoraciones principales de los bronces de la dinastía Shang, son máscaras animales y motivos de aves, entre ellas el ave fénix. Aunque los bronces del periodo temprano de la dinastía Zhou occidental se apegaron a las convenciones de los bronces de la dinastía Shang, en esa época también se produjeron vasijas con el motivo del ave fénix. El magnífico estilo de este motivó, misterioso y solemne, con ojos protuberantes, enormes cuernos y pico abierto ferozmente, sugiere una encarnación fiera del poder y la fuerza salvajes. Estos tipos de motivos misteriosos e ilusorios, presentados en su mayor parte en una estructura equilibrada, son las imágenes de deidades naturales. Las dinastías Shang y Zhou adoraban a Dios y a todas las deidades subordinadas a él, las “Cien Deidades”. Es decir, había varios tipos de ellas; por ejemplo, el dragón era considerado como la deidad del agua, el ave fénix como la deidad del viento y el motivo circular como el fuego sagrado. También había otras deidades monstruosas de las montañas y los ríos. Ha pasado tanto tiempo que se desconocen algunas de las características de los motivos de los bronces. Los motivos y el estilo artístico único de las piezas de bronce de la dinastía Shang son espléndidas representaciones del poder de la naturaleza en las condiciones sociales de la época.

En China la Edad de Hierro comenzó aproximadamente en el período tardío de la dinastía Zhou Occidental. Las inscripciones de algunos de los principales instrumentos musicales de bronce recién descubiertos, que datan de 795 a.C. fueron talladas con un cuchillo de acero, y en una tumba del mismo periodo se encontró una espada de hierro con empuñadura de jade. Esto hace suponer que la Edad de Hierro se inició en China un siglo antes. La producción inicial de piezas de hierro fue limitada y no pudo sustituir las principales vasijas rituales de bronce, que tenían la cualidad de ser anticorrosivos. Por este motivo, la producción de instrumentos de hierro no afectó mucho al a industria del vaciado del bronce.

Durante más de cien años, transcurridos entre fines de la dinastía Zhou Occidental y el período de la Primavera y del Otoño temprano, el sistema ritual y los motivos artísticos de los bronces sufrieron reformas y cambios. Las máscaras animales dejaron de ser los motivos principales, mientras que los motivos deformes y abstractos adquirieron popularidad. En el siglo VI a.C., simultáneamente al repunte de la economía social, la industria del bronce nuevamente pasó a primer plano. Aparte de diversos motivos deformes de dibujos refinados y espléndidos, surgieron motivos de dragones entrelazados que se convirtieron en el principal diseño decorativo de los bronces. Puesto que el dragón es una criatura imaginaria, fue representado con distintas formas y diferentes motivos delicados y diminutos. Las figuras en relieve de algunas vasijas de bronce son aún más vívidas.

En el siglo IV a.C., la decoración de las vasijas de bronce se liberó de la influencia religiosa y se convirtió en un arte puramente decorativo. Entonces se produjeron innumerables bronces decorados con motivos geométricos complicados e incrustaciones de oro, plata, cobre y turquesa. También aparecieron en algunos bronces imágenes de rituales en los que se reunían los nobles. El paso de la representación de las “Cien Deidades” a la de seres humanos tomó más de mil años. En el siglo III a.C., la civilización del bronce entró en su fase final. A partir de entonces, los bronces dejaron de ser objetos exclusivos de los nobles y se convirtieron en utensilios cotidianos parara la gente común y corriente.