Lunes Rodríguez, “donde hay restricciones políticas, hay obras de arte maravillosas”

"Trabajar por el arte es un camino espinoso, pero gratificante"

Lunes Rodríguez, joven animador cultural desde sus tiempos de estudiante, considera que trabajar por el arte “es como el camino al cielo: empinado, espinoso y oscuro, pero gratificante”.

“Yo no soy artista, pero creo que crisis como las que estamos viviendo generan en los artistas una caldo de cultivo para que la creatividad salga a flote”, expresa el director de la Galería Universitaria “Braulio Salazar”, que tiene entre sus responsabilidades la organización del Salón Nacional de las Artes del Fuego.

¿Cómo ha sido esta experiencia?

-Ha sido extraordinaria, una gran experiencia. La Universidad de Carabobo es la única en el país que organiza un salón único en el país, como lo es el Salón Nacional de las Artes del Fuego.

-Nuestra galería es fundamental en el centro del país para promover y difundir los valores artísticos y culturales. Esta galería fue fundada en los años 70. Marcos Castillo fue su primer director, quien comenzó un trabajo que hemos continuado.

-La programación de la Galería “Braulio Salazar” tiene la ventaja de contar con planificación adecuada, por lo cual no nos conformamos con las exposiciones, sino que las complementamos con otras actividades propias de su contexto.

-Durante el Salón de las Artes del Fuego tuvimos más de 20 conferencias y experiencias de fundición de vidrio, horneado de cerámica y orfebrería. Fue un trabajo práctico, para que las personas que no tienen experiencia tuvieran algunos conocimientos teóricos y prácticos del creativo y de cómo se obtiene una pieza de cerámica, orfebrería, esmaltes sobre metales.

¿Cuál es la política de la Galería “Braulio Salazar” para elaborar su programación?

-Nuestro fin fundamental es extendernos a la calle. El hecho de que la galería no esté dentro, sino fuera de la universidad, es una ventaja, porque, estando rodeada de 150 edificios, permite hacer un trabajo con los colegios y con los niños, como una forma de extensión.

-En los próximos meses comenzaremos, en las noches, cine al aire libre, para lo cual ya tenemos el proyector y recursos técnicos. Nos han pedido presentar un ciclo de películas con la historia del Oscar y estamos trabajando con los hermanos Siugza, que se dedican a la historia del cine.

-Cuando anualmente elaboramos nuestra actividad expositiva, hacemos un balance entre las diversas tendencias de las artes visuales. Rendimos homenaje a un artista reconocido y a un joven artista.

-El año pasado fue el maestro Braulio Salazar, este año le corresponde al maestro Cruz Diez. El joven seleccionado es Arturo Correa, egresado de la Universidad de Nueva York, quien viene desarrollando una obra pictórica y experimental de mucho aliento.

-Tratamos de que el programa sea lo más equilibrado posible para que el resultado sea óptimo, desde el punto de vista curatorial. Muchos artistas que exponen con nosotros hacen las obras en función de los espacios de la galería, que son extraordinarios, con las entradas de luz al octágono que comunica el primer piso con el segundo.

-La Galería “Braulio Salazar” ha extendido sus espacios a otros centros de la Universidad de Carabobo. En el foyer del Teatro “Dr. Alfredo Celis Pérez”, en Bárbula, hicimos seis exposiciones y colaboramos para la museografía de exposiciones colectivas de la Asociación Carabobeña de las Artes del Fuego y de la Asociación Venezolana de las Artes del Fuego. En ese mismo sitio patrocinamos una exposición individual de María Elena Franceschi. Tenemos exposiciones en las escuelas y en el núcleo de Aragua.

-Colaboramos también con el gobierno regional para montar exposiciones y orientar, como ha ocurrido con muestras presentadas por la Secretaría de Cultura en el Museo de la Ciudad, Quinta La Isabela.

Aparte de la organización de exposiciones, ¿la galería se encarga de otras actividades?

-Tenemos la responsabilidad de hacer el inventario de las obras de la Universidad de Carabobo. Esta institución tiene más de 100 años, en los que se han reunido miles de obras por donaciones, adquisiciones, abandono o porque han pasado a formar parte del patrimonio de la galería.

-No sabíamos dónde se encontraba todo ese patrimonio, por lo cual desde hace tres años estamos haciendo un reinventario. Primero estamos ubicando el patrimonio, evaluándolo y fotografiándolo, de acuerdo a las recomendaciones del Instituto de Patrimonio Cultural y la Unesco.

-Aspiramos a tener completo el inventario para incluirlo en un software. Las obras que están en mal estado las enviaremos a la Galería de Arte Nacional, para que, a través de algunas de sus instituciones, las restauren.

-Con el profesor Iván Hurtado, del Centro de Interpretación Histórica y Patrimonial de la Universidad de Carabobo, en la antigua sede de la Facultad de Derecho, tendremos un laboratorio de restauración de obras de arte. Nos permitirá conservar nuestro patrimonio y el ingreso de recursos, atendiendo encargos de otros organismos.

-Está prevista una edición de las obras del patrimonio, con lo cual se procura despertar el sentido de pertenencia en la comunidad universitaria cuando estudiantes, profesores, empleados, obreros y trabajadores en general veamos la calidad de las obras que integran nuestro patrimonio. Nos permitiría también determinar dónde lo tenemos y cómo lo tenemos.

¿A cuántas piezas asciende actualmente el patrimonio artístico universitario?

-Actualmente el patrimonio está disgregado por toda la universidad. Hemos visto obras que están en buen estado. Llevamos 2.500 piezas, pero no hemos llegado a donde está el grueso de la Ciudad Universitaria, en Bárbula. Tenemos además el núcleo de La Morita, San Carlos y oficinas en Caracas, donde también hay obras del patrimonio de la universidad. Éste es un trabajo engorroso a largo plazo, pero que ya arrancamos.

En estos momentos, cuando la actividad cultural no es prioritaria según el criterio gubernamental, ¿cómo realiza usted su actividad relacionada con el arte?

-Trabajar por el arte es como el camino al cielo: empinado, espinoso, oscuro, pero gratificante. Afortunadamente, como dependemos de la Universidad de Carabobo, específicamente de la Dirección de Cultura, y contamos con el apoyo incondicional de la rectora María Luisa de Maldonado, no tenemos que estar esperando recursos de los gobiernos o que no llegan en el momento.

-Eso nos ha permitido llevar un trabajo con relativa holgura. Por supuesto que no escapamos de los recortes presupuestarios, de los recursos que no llegan y de las insuficiencias, pero fluyen más rápido.

-La rectora María Luisa de Maldonado siempre nos acompaña en los proyectos. Estamos solicitando que se nos dote de audioguías, para que los visitantes a las exposiciones, como en los grandes museos, obtengan una información detallada que, incluso, puede incluir la voz del artista expositor y los detalles de la galería y la plaza en que se encuentra.

Pero, ¿cómo observa la creación artística en otros sectores con las dificultades actuales?

-Yo no soy artista, pero creo que crisis como la que estamos viviendo generan en los artistas un caldo de cultivo para que la creatividad salga a flote. En la Convención de Arte de América, celebrada en diciembre en Miami, fue evidente que los países donde hay restricciones políticas y económicas tienen cosas maravillosas. Algunos artistas cubanos, que tienen adversidades, expresaron la grandiosidad de su creación. Si no consiguen los materiales, se las ingenian.

-Lo bueno de las crisis es que hacen que los artistas inventen más, hagan más propuestas y trabajen más, como se ha visto aquí en Venezuela en las Artes del Fuego ante la escasez de materiales, por el control de cambio que dificulta las importaciones.

¿Por qué en el Salón Nacional de las Artes del Fuego no participan expresiones tradicionales, como la cerámica y el barro, y se incluyen tantos experimentos?

-Nosotros organizamos el salón, pero no formamos parte del jurado que selecciona y premia. La Universidad de Carabobo otorga la facultad de integrar el jurado al Ministerio de la Cultura, a la Asociación Venezolana de las Artes del Fuego, a la Asociación Carabobeña de las Artes del Fuego, a Laboratorios Vitrum y al ganador del año anterior. Ellos tienen criterios propios para escoger y premiar.

-El Salón Nacional de las Artes del Fuego, a pesar de que tiene 32 ediciones, está en proceso de maduración. Antes se cuestionaba que eran puras vasijas de cerámica, ahora se critica que hay mucha experimentación. Aunque hay críticas, yo creo que el salón ha evolucionado para lograr un aire de vanguardia.

¿Es cierto que la Galería Universitaria “Braulio Salazar” organiza un diplomado sobre Artes del Fuego avalado por la Universidad de Carabobo?

-A través de Fundauc y la Galería “Braulio Salazar” estamos trabajando en un diplomado sobre Artes del Fuego para la promoción y formación que no existe en el país, con excepción de cursos particulares.

-El diplomado estará dividido en módulos de cada una de las especialidades e incluiremos diseño en computadora. El tiempo académico se calcula entre 120 y 160 horas y estamos buscando una forma para que los artistas que no son egresados universitarios puedan participar sin limitaciones.

-Entre los profesores del diplomado están Laura Palazzi, Christian Gramcko y Doménica Aglialoro, quienes han sido premiados en el Salón Nacional de las Artes del Fuego. Se haría los sábados.

Lunes

Lunes Rodríguez, vinculado a las actividades artísticas y culturales universitarias desde sus tiempos de estudiante, es egresado de la Escuela de Relaciones Industriales de la Universidad de Carabobo, como especialista en Recursos Humanos. Tiene posgrados en Museología y Museografía por la Universidad de Barcelona, España.

“Los cursos de maestría y especialización fueron una parte presencial y otra a distancia, de acuerdo a nuevos métodos de enseñanza. En la primera clase te dicen: ‘Cuando usted escucha un disco de música clásica, no tiene enfrente la orquesta, y no por eso deja de ser buena la interpretación’. Mi estancia en Europa fue una experiencia increíble, por haber tenido la oportunidad de visitar los grandes museos y por haber estado en contacto con obras de grandes maestros”.

Su nombre, Lunes, llama la atención y muchos se preguntan por qué se lo pusieron así.

-Mis padres eran hippies y tenían ideas muy propias de los años 70. Nací en 1972, un día lunes, y así me bautizaron. Lo mismo habría sido si hubiese nacido un martes o un viernes, pero a mis hermanos les pusieron nombres conocidos: Rafael, que es el mayor; Ilich y Marta, estudiante de Administración.

-Estoy casado con Valia Franceschi y tenemos un hijo de tres años, de nombre Domingo Alberto.

-El domingo, la revista Paréntesis sacó una foto de mi mamá, Antonieta Coronel, porque ella es la que desde hace 20 años ofrece recetas de cocina para los niños en el Suplemento Infantil. Ella toda la vida está dedicada al vegetarianismo.

¿Lo criaron con comida vegetariana?

-Totalmente, hasta que logré emanciparme; cuando me casé, que agarré rumbo propio, me dejé de eso, pero es una cosa bien sana. Comíamos puros vegetales, pero las proteínas nos las proporcionaban con soya, leche y huevos.


Tomado de:
Diario El Carabobeño Foro Dominical 14/01/07
Alfredo Fermín
Foto Orlando Nader


El Salón Nacional de las Artes del Fuego pasa a ser edición Bienal, acorde con las grandes bienales internacionales

Los espacios de la Galería Universitaria Braulio Salazar y del Hotel Alba Caracas, fueron los escenarios selecci...

ampliar noticia...

Diplomado apreciación de los principios básicos en la Artes del Fuego

Y tres programas denominados:

•Programa de técnicas contemporáneas en cerámica.
•Programa de técnicas ...

ampliar noticia...

Reconocimiento Asociación Internacional de Críticos de Arte

Lunes Rodríguez Coronel, director de la Galería Universitaria Braulio Salazar: "Continuaremos impulsando e...

ampliar noticia...

Personaje cultural del año

El diario El Carabobeño, de su edición del 31/12/08 nombro a "Lunes Rodríguez Coronel, directo...

ampliar noticia...

En el marco de la celebración de los 50 años de reapertura de esta casa de estudios

Zapata podría realizar mural para la UC

Valencia, marzo 9 (Marja Cicero).- El maestro Pedro Leó...

ampliar noticia...

Premio Universidad de Carabobo otorgado a diez artistas plásticos. La UC presente en diversos escenarios artísticos del país.

El Alma Mater carabobeña, a través de la Galería Universitaria Braulio Salazar, apoya los salones de arte del pa...

ampliar noticia...

Otra obra al patrimonio de nuestra Alma Mater

Con un gesto de espontaneidad y desprendimiento el artista plástico Arturo Correa, dono a nuestra institu...

ampliar noticia...

La muestra del pintor de Macuto en el MoMA abrirá puertas a otros artistas

Después de varios años de paciente espera, la obra de Armando Reverón (Caracas, 1889) fue exhibida en el Museo d...

ampliar noticia...

Primera institución cultural del país en poseer sistema de Audioguías

La Galería Universitaria Braulio Salazar, con 37 años de trayectoria, es pilar fundamental del desarrollo cultur...

ampliar noticia...

La obra del artista carabobeño José Faneite recorre Venezuela

Más de 9000 personas la han visitado en su itinerario

La extraordinaria obra del artista José Faneite,...

ampliar noticia...

Otorgado por el CENAL para la Galería Universitaria Braulio Salazar

Premio Mejor Catálogo de Exposiciones 2006, el Instituto Centro Nacional del Libro (CENAL), dio a conoce...

ampliar noticia...

GALERÍA UNIVERSITARIA BRAULIO SALAZAR: 40 años de cultura y desarrollo social

La Galería Universitaria Braulio Salazar de la Universidad de Carabobo, cumple con la definición del museo que h...

ampliar noticia...

La vida en el color del Maestro Carlos Cruz Diez

En las instalaciones de la Fundación Previsora en Caracas, se efectuó una reunión en el marco de la exposición d...

ampliar noticia...

Institución Cultural del Año 2005

La Universidad de Carabobo y la Galería Universitaria Braulio Salazar, desean expresar públicamente su agradecim...

ampliar noticia...